Dolor de estómago

Este dolor se puede producir por muchos factores, el exceso de comidas saturadas de grasa, el ingerir alimentos mal preparados, malos hábitos alimenticios, etc.

El dolor abdominal puede ser causado por toxinas, infecciones, problemas de la vesícula ó vías biliares, del hígado, enfermedades renales, menstruación, ovulación, enfermedades de los órganos reproductivos del hombre y de la mujer, problemas vasculares, tumores, úlcera gastroduodenal, perforación intestinal, enfermedades del páncreas, hernias traumatismos abdominales, y otras enfermedades diversas.

La intensidad del dolor no implica su nivel de gravedad, a veces un dolor muy intenso puede ser debido a la presencia de gases intestinales sin más, y un dolor leve puede ser debido a tumores intestinales.
La intensidad del dolor no siempre refleja la gravedad de la condición causante del dolor. El dolor abdominal fuerte puede estar asociado con condiciones leves, tales como cólicos por gases o los cólicos de una gastroenteritis viral (un virus que causa inflamación a lo largo del revestimiento del estómago y los intestinos). Por otro lado, un dolor relativamente leve (o ausencia de dolor) puede estar presente en condiciones potencialmente mortales como el cáncer de colon o el comienzo de una apendicitis.
La gravedad de la condición tiene que ver más con el carácter repentino del dolor, especialmente si es agudo y localizado en una región, en lugar de estar diseminado en todo el abdomen.

En los bebés un dolor abdominal se presentará como un niño lloroso e intranquilo, que se suele asociar a cólicos del lactante , problema muy común y que es más frecuente por las noches en bebes entre la tercera y la veinteava semana de vida. En las mujeres el dolor abdominal intenso que se produce durante la menstruación puede ser normal pero a veces puede indicar la presencia de quistes de ovarios de una endometriosis u otros problemas pélvicos.
La aparición de otros síntomas puede ser de gran significado, sobre todo la presencia de fiebre, malestar, nauseas y/o vómitos, estreñimiento o diarrea.
Aquí algunos consejos básicos para este tipo de problema:
Tomar agua u otros líquidos claros
Evitar los alimentos sólidos, al menos durante las primeras 24 horas. Luego, consumir pequeñas cantidades de alimentos ligeros. EVITAR los cítricos, los alimentos ricos en grasa, los fritos o grasosos, productos con tomate, cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas.
Si el dolor se presenta en la parte superior del abdomen y ocurre después de las comidas, los antiácidos pueden brindar algún alivio, especialmente si se experimenta acidez o indigestión. Igualmente, se puede intentar con los bloqueadores H2 (Tamamet, Pepcid o Zantac) disponibles sin prescripción médica. Si cualquiera de estos medicamentos empeora el dolor, se debe LLAMAR al médico de inmediato.

EVITAR los medicamentos narcóticos para el dolor, la aspirina, los AINES (como el ibuprofeno), a menos que el médico los prescriba. Si la persona sabe que su dolor no tiene relación con el hígado, puede intentar con acetaminofén

Para el dolor de estomago se contrarresta tomando un pequeña infusión de manzanilla, esta infusión se la deberá tomar caliente.
La infusión de orégano con limón y una pizca de sal ayudan de inmediato.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: