Apendicitis en niños de corta edad

Con frecuencia es difícil establecer el diagnostico por lo que si se retrasa el tratamiento ocurren complicaciones y la terapéutica subsecuente es más difícil.

Por eso es recomendable acudir al médico siempre que aparezca un cuadro de gastroenteritis, con vómitos, diarrea y dolor abdominal de horas de evolución, y continuo

Tratamiento de la apendicitis

Cuando ya se ha producido la obstrucción/inflamación del apéndice el tratamiento es quirúrgico.

Lo cierto es que no siempre debe ser de urgencia, debiendo esperar evolución del cuadro y asegurar el diagnóstico.

El diagnóstico de apendicitis en mujeres jóvenes entre 20 y 30 años está plagado de un índice mayor de errores que en mujeres de otras edades ó en varones. El dolor ó malestar relacionado con la ovulación, enfermedades del ovario, del útero, ó trastornos del aparato urinario dan cuenta de algunos de los diagnósticos equivocados. De ahí la importancia de realizar un buen diagnóstico.

En cualquier caso se trata de una intervención relativamente sencilla. Se administran antibióticos en el preoperatorio con el fin de ayudar a controlar cualquier infección local ó generalizada que pueda haber, y así reducir la incidencia de infección postoperatoria de la herida. El tratamiento antibiótico se suspende 24 h después de la intervención, a menos que le apéndice esté gangrenoso ó perforado. Es un postoperatorio rápido salvo complicaciones.

Los antibióticos que se utilizan son muchos, fundamentalmente con actividad frente a microorganismos anaerobios, del tipo del metronidazol, gentamicina, ampicilina, doble o triple asociación de metronidazol/gentamicina/ampicilina aumentando asi es espectro de accion y disminuyendo las resistencias.

En caso de aparecer perforación ó apendicitis gangrenosa, en el postoperatorio se continua el tratamiento con antibióticos utilizando Cefalosporinas, siendo la más usada la Cefotoxina.

En cuanto a anestesia siempre general, ya sea para Cirugia abierta o, en ocasiones, cuando se hace Cirugia Lapaóscópica Exploradora.

¿Se puede prevenir la apendicitis?

Evidentemente que podemos prevenir los cuadros de apendicitis. En éste sentido interviene de forma fundamental la dieta. La obstrucción provocada por fecalitos aparece con mayor frecuencia en adultos. La formación de esta masa dura se facilita por sequedad relativa de las heces, pues las personas con cultura occidental, con fuerte influencia urbana, consumen una dieta rica en hidratos de carbono y con poco residuo. Es por ello lo fundamental el introducir productos ricos en fibra.

En este sentido están desaconsejados los frutos secos. Son ricos en almidón y grasas, por su escasez en agua y riqueza en grasas vegetales son de difícil digestión, retardando el vaciamiento intestinal y favoreciendo la obstrucción apendicular. Deben ser bien masticados y consumidos con moderación.

Cuándo debemos sospechar una apendicitis aguda

Fundamentalmente se trata de un dolor de inicio en región alta del abdomen que paulatinamente emigra hacia el cuadrante inferior derecho. Es común que aparezca falta de apetito, nauseas y vómitos, así cómo otros síntomas menos llamativos como indigestión e irregularidad en las defecaciones.

Generalmente el dolor es de inicio leve y se va haciendo de mayor magnitud durante las 6/8 h siguientes. En ocasiones se acompaña de fiebre y vómitos.

Dolor de apendicitis

El apéndice es una estructura a modo de dedo de guante que ocupa el espacio de transición entre intestino delgado e intestino grueso.

La apendicitis se debe a infección consecutiva a obstrucción del mismo.

Las causas más frecuentes de apendicitis:

Reacción inflamatoria provocada por la infección, provocando un engrosamiento de las paredes del apéndice y su obstrucción. Ocurre en la mayoría de los casos.
Ocupación del apéndice por un cuerpo extraño (los más frecuentes son fecalitos, es decir, parte de las heces que transitan por el tubo digestivo colapsan el apéndice y lo obstruyen).
Una mínima parte son producidas por al presencia de tumores del apéndice.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.