Consejos prácticos Reflujo Gastroesofágico

Una persona que padezca reflujo gastroesofágico debe adoptar en sus hábitos diarios una serie de normas:

* Disminuir peso.

* Comer despacio y hacer sobremesa. Evitar acostarse en las 2 horas siguientes a las comidas.

* Dormir con la cabecera de la cama elevada.

* No tomar medicamentos (especialmente analgésicos) sin prescripción facultativa. Ingerir los medicamentos con bastante agua.

* Procurar que predominen en la dieta los alimentos sólidos. Evitar los líquidos en las comidas y durante la noche. Evitar en la dieta las grasas (incluido los fritos) el chocolate, la cafeína y la menta porque pueden ocasionar una presión esofágica baja.

* Evitar alimentos excesivamente calientes: consomé, caldo, sopa, te, café, etc.

* Evitar las bebidas gaseosas. Evitar los zumos ácidos (naranja, pomelo, tomate etc.)

* Evitar ciertas hortalizas: el nabo, rábano, ajo y cebolla y aquellas que causan muchos gases (col, coliflor)

* Evitar alimentos excesivamente fríos.

* Evitar las comidas muy especiadas, sobre todo picantes.

* Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

* No utilizar ropa ajustada, fajas, cinturones ni hacer esfuerzos abdominales.

Si mediante dieta y medidas generales no se corrige el problema, debemos acudir al médico de familia o especialista, quién con su experiencia nos indicará qué tratamiento seguir o nos solicitará los estudios complementarios que cada uno de nosotros necesitemos.

Tratamiento Farmacológico
——————————————————————————–

El médico dispone de diversos tipos de fármacos que le podrá prescribir para mitigar el problema de reflujo gastroesofágico y evitar la aparición de complicaciones. Entre ellos tenemos:

* Antihistamínicos tipo 2.

* Inhibidores de la bomba de protones.

* Antiácidos.

* Procinéticos.

Tratamiento del Reflujo Gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico, si no se trata adecuadamente puede originar complicaciones, alguna de ellas son consecuencias graves. Entre ellas podemos citar:

* Ronquera.
* Alteraciones de Voz.
* Esofagitis.
* Estenosis (estrechamiento) Esofágica.
* Úlcera Esofágica que puede conllevar sangrado y como consecuencia anemia.
* Espasmos laríngeos o broncoespasmos.
* Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
* Neumonía por aspiración.
* Desnutrición.
* Esófago de Barret: alteración de la pared esofágica que predispone al padecimiento de cáncer.

Síntomas del Reflujo Gastroesofágico

Los síntomas pueden ser acidez, sensación de que regresan los alimentos desde el estómago, dolor de pecho, sensación de quemadura que asciende desde la boca del estómago en ocasiones hasta la garganta, sensación de que los alimentos se nos atoran y bajan muy lentos, eructos frecuentes, sensación de querer eructar sin lograr el descanso, regurgitaciones, ardor en la boca del estómago, a veces náuseas y vómitos, e veces miedo a comer incluso con disfagia ( dolor e imposibilidad para tragar) en ocasiones faringitis frecuentes, asfixia nocturna, tos frecuente, a veces sibilancias, anemias por sangrado crónico cuando ya hay complicaciones.

La acidez se manifiesta como un dolor ardiente detrás del esternón que aumenta con la flexión e inclinación del cuerpo y la ingestión de alimentos y se alivia tomando leche o antiácidos. Generalmente es más frecuente o empeora en la noche.

Dolor por Reflujo Gastroesofágico

El esófago es un tubo formado principalmente por músculo, mide aproximadamente 2.5 cm. de longitud y comunica la faringe con el estómago. Las dos misiones más importantes del esófago son transportar la comida desde la faringe al estómago e impedir que el contenido vuelva al esófago.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (RG) es un padecimiento que se caracteriza por el paso espontáneo del contenido del estómago, por lo general ácido, al esófago. El reflujo gastroesofágico ocurre normalmente en todas las personas en pequeña cantidad. Cuando el contenido que pasa del estómago al esófago es capaz de lesionar el esófago o de producir síntomas como ardor que sube desde el estómago (pirosis) o cuando vuelve la comida o las secreciones ácidas del estómago hasta la boca (regurgitación) se habla de enfermedad por RG

La enfermedad por RG se produce principalmente por la disminución de la presión de la válvula que une el esófago con el estómago (esfínter esofágico inferior) que en condiciones normales, se encuentra cerrada con suficiente presión para impedir el reflujo y se abre cuando llega el alimento al esófago para facilitar su paso al estómago.

Existen situaciones que favorecen reflujo como son: el embarazo, la obesidad, el tabaco, el alcohol y el café. También se asocia con la hernia de hiato, dificultad en el vaciamiento gástrico, alimentos como las grasas, el chocolate, los jugos naturales agrios y de tomate y medicamentos como los broncodilatadores utilizados en la bronquitis o en el asma, algunos antihipertensivos, relajantes musculares y sedantes. Entre los factores de riesgo se encuentran la cirugía previa del esófago o la estenosis esofágica.

Ésta es una enfermedad curable que si no se trata a tiempo puede dejar secuelas importantes en el esófago que posteriormente serían difíciles de tratar.

En el recién nacido puede existir un cierto reflujo gastroesofágico que es fisiológico por la falta de maduración de la válvula gastroesofágica.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.